La clave del desarrollo humano pleno

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
Compartir en print
Imprimir

Existen y han existido diversas teorías para explicar las relaciones humanas y el pasado 8 de septiembre, nuestros alumnos de la licenciatura en Desarrollo Humano y Familiar tuvieron la oportunidad de acercarse a Neufeld, quien parece encontrar la clave del desarrollo humano pleno.

En la conferencia que escuchamos de la mano de la Mtra. Lucrecia Pineda nos adentramos en el modelo que propone el Dr. Gordon Neufeld quien, basado en las neurociencias, explica y propone aspectos relevantes al apego y su trascendencia para crecer y ser maduros emocionalmente.

Pineda nos condujo desde el área más básica donde hacía referencia a las relaciones que los seres humanos podemos tener a lo largo de nuestra vida y cómo el apego no es exclusivo entre padres e hijos, sino que dicha teoría se puede transpolar a todas las relaciones humanas.

El estar o sentirse cerca del otro puede generar puentes emocionales, de aprendizaje, de trascendencia de vida. Se mencionó que a mayor profundidad del vínculo se es más vulnerable; ya que el amor emerge con total transparencia.

La madurez entendida desde este enfoque es entonces el resultado natural del potencial humano y se da de forma espontánea a través de actos de amor. En este sentido, el desarrollo es continuo, no es estático o finito.

Nos acercamos a la teoría desde ejemplos claros:  Las personas estamos más convencidas de seguir las reglas porque existe una relación cercana y sana con quien nos pide que hagamos. La regla está para cumplirse, pero de cierta forma se “humaniza” y las personas están más convencidas de seguirla cuando hay un vínculo sano con quien pudiera tener la postura de autoridad.

Por otro lado, se abordó el aspecto de la separación entendida como la falta de cercanía con alguien y que dicha separación es contraria a la madurez emocional, es el enemigo a vencer.

En conclusión, siendo el Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II un lugar donde los estudios sobre la familia se hacen de forma trascendente, donde la genuina intención de ayuda y comprensión al otro existe y se vive pudimos encontrar en la teoría de Neufeld una excelente alternativa para promover relaciones familiares sanas, transcendentes y maduras.

Un apego sano, maduro y genuino podría ser entonces la respuesta a muchos de los cuestionamientos actuales en temas de familia.

Maestría en
Ciencias de la Familia

Sigue leyendo

Solicita informes